La huelga general en universidad paraliza la actividad de los campus públicos con un seguimiento del 85%

24 marzo 2015

Los sindicatos CCOO, UGT y CSI-F y las organizaciones estudiantiles Sindicato de Estudiantes (SE), Estudiantes en Movimiento (EeM) y Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST) consideran un éxito el seguimiento de la huelga general universitaria celebrada durante la jornada de hoy para hacer frente a los reiterados ataques que, en forma de decretos, pretenden reformar la universidad pública española por la puerta de atrás, burlando la participación de la comunidad educativa y configurando un modelo que deja fuera de la educación superior a las familias con menos recursos.  

La actividad académica se ha paralizado sin que se hayan registrado ningún incidente significativo. Según las primeras estimaciones, un 85% de los 147.000 trabajadores y trabajadoras de las universidades públicas españolas se ha sumado a la huelga en todo el territorio nacional. El seguimiento por parte del estudiantado también ha sido significativo, con una participación que ronda el 85% de los más de 1.300.000 estudiantes universitarios. El paro ha sido masivo en algunos territorios, como en la Comunidad de Madrid y Andalucía.

El Real Decreto del 3+2, ya aprobado, convertirá los grados en generalistas y obligará al alumnado a cursar másteres, mucho más caros. Esto, unido a la reducción de las becas y el endurecimiento de las condiciones para acceder a estas, provocará la expulsión masiva de los alumnos con menos recursos económicos. Adicionalmente, el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas recortarán 1.000 millones de euros de financiación a las universidades públicas, que se sumarán a los 1.500 millones que han hurtado a los presupuestos de los campus en los últimos cuatro años. La reconversión que se encuentra detrás de estas medidas se reforzará con los dos decretos pendientes de aprobación que facilitarán la creación de centros privados y dificultarán el acceso a la profesión docente y la carrera profesional en las universidades públicas   

Sindicatos y estudiantes agradecen el respaldo masivo recibido por la comunidad educativa y la sociedad en su conjunto y advierten de que seguirán movilizándose si el Gobierno del PP continúa empecinado en su política errática, que favorece a los campus privados y usurpa a los públicos la financiación suficiente para garantizar una universidad de calidad al servicio de los ciudadanos y no de los mercados.