Mesa de negociación del personal docente no universitario. UGT sigue exigiendo un sistema transitorio de ingreso a la función pública

27 octubre 2017

Después de casi cuatro meses de la última reunión del MECD con los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial, se ha reunido la Mesa para abordar el Plan de Estabilización del Personal Docente, fruto del Acuerdo Gobierno-Sindicatos, de 29 de marzo de 2017.

Dos temas eran los sustanciales a tratar, en opinión de UGT, en esta reunión:

Oferta de Empleo Público extraordinaria, es decir número de plazas y la necesaria coordinación de las CCAA para hacer coincidir los procesos selectivos, con respecto a fechas y Cuerpos Docentes convocados.

Sustitución del Sistema de Ingreso actual, recogido en el RD 276/2007, por un sistema transitorio acorde con el espíritu y la letra del acuerdo firmado y que permita conseguir el objetivo de reducir la tasa de interinidad al 8%.
La UGT ya expresó en la reunión que se produjo en junio,  que la situación de precariedad entre los trabajadores y trabajadoras de la Enseñanza Pública no universitaria, requería una solución extraordinaria para la que no servía el actual sistema de ingreso. Nuestro sistema educativo no puede permitirse, a nuestro juicio, despreciar la experiencia y el trabajo de miles de compañeros y compañeras interinos (más de 100.000) en todo el Estado que llevan prestando servicios docentes.

Los recortes en materia educativa con la subida de las ratios, el aumento de la jornada lectiva, la política cicatera del Gobierno en las tasas de reposición y la no convocatoria de algunas especialidades desde hace años, no sólo han expulsado del sistema a miles de trabajadores y trabajadoras, sino que además, han disparado las tasas de interinidad que, en algunas CCAA superan el 30%, dando en el conjunto del Estado un alarmante 25%.

En ocasiones anteriores, con un panorama similar, se abordaron soluciones extraordinarias: las convocatorias de 1991-92 y 1993 y el Sistema Transitorio que rigió las oposiciones desde 2007 a 2011, evidenciaron que los planteamientos que viene defendiendo la UGT, desde el mes de mayo son posibles. También que hubo voluntad política por parte del Ministerio y de las CCAA y por parte de las Organizaciones Sindicales, no todas ni siempre las mismas, de dar solución al problema de la precariedad.

En estos momentos, falta la voluntad política pero afortunadamente, se va fraguando una mayoría sindical que hemos exigido al MECD un sistema transitorio de ingreso que debe tener, tal como ha venido defendiendo la UGT, las siguientes    características:

- Oferta del mayor número de plazas posible que para UGT deberían ser entre 150.000 y 190.000 y por tanto permitirían también el ingreso a docentes que están fuera del sistema. El plazo de ejecución debería permitir la convocatoria de los procesos desde 2018 hasta 2022.

- Coordinación de todas las Comunidades Autónomas para acompasar las convocatorias de los distintos cuerpos en todo el Estado.

- El sistema transitorio no debe incluir requisitos diferentes a los que ya se estaban exigiendo.

- Mantenimiento de temarios.

En cuanto a la fase de oposición:

•    Las pruebas de la fase de oposición no deben ser eliminatorias.

•    Se tiene que simplificar la fase de oposición sin descartar la posibilidad de eliminar alguna de las pruebas

•    Las pruebas deben ser las mismas en todas las Comunidades Autónomas.

•    Deben ampliarse el número de temas a elegir en la prueba escrita.

En cuanto a la fase de concurso:

•    Los méritos deben alcanzar el máximo permitido según la jurisprudencia.

•    La experiencia, como mérito, debe tener el mayor peso posible, incrementando el número de años a computar   

El proceso debería permitir la negociación de la estabilidad laboral del profesorado mayor de 55 años que no resulte seleccionado a lo largo del proceso extraordinario, como requisito indispensable para el interés de la enseñanza.

UGT seguirá exigiendo al MECD que se convoquen las plazas necesarias para reducir la tasa de interinidad al 8%, como recoge el Acuerdo para la mejora en la Función Pública y un sistema transitorio de ingreso a los cuerpos docentes,  y no descarta la movilización unitaria si el MECD no da respuesta a estas reivindicaciones.