La karishina. Revista de Mujer y Políticas Sociales de la FeSP

Julio Lacuerda
Secretario General de FeSP UGT

Acabamos de concluir un Congreso histórico para la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos, en el que renovamos nuestro compromiso en la defensa de las políticas públicas y el Estado de bienestar, así como nuestra responsabilidad en la protección de los derechos de las empleadas y empleados que lo hacen posible.

Lo hacemos siendo conscientes de que vivimos momentos críticos tanto en el orden político como económico, social e institucional. Desde hace varias décadas, la configuración de los Estados de bienestar europeos está siendo objeto de un intenso debate derivado del nuevo contexto de globalización, en el que los mercados desplazan la política social para colocarse en el centro de las relaciones internacionales. En España dicho debate se ha agudizado, en los últimos años, dadas las continuas reformas y ajustes a las que se ha visto avocado nuestro sistema de bienestar, en el que, con la excusa de la crisis, se está difundiendo un discurso neoliberal sobre la sostenibilidad de lo público.

La nefasta gestión de la crisis, basada en políticas de ajuste para controlar el déficit público, se ha traducido en recortes de los derechos y prestaciones fundamentales, como la educación, la sanidad, la dependencia o los servicios sociales. Asimismo, la subida de impuestos indirectos y la devaluación salarial experimentada por la reforma salaria han hecho que España se convierta en el país de la Unión Europea en el que más ha aumentado la desigualdad.

Como ha ocurrido en otros momentos históricos, crece la desconfianza en las organizaciones e instituciones como los partidos y los sindicatos, lo cual perjudica enormemente la capacidad de negociación, movilización y representatividad de las trabajadoras y los trabajadores. Sin embargo, en este contexto tan complejo, no nos desanimamos, sino que retomamos con más decisión la tarea que la UGT nos ha encomendado, iniciando un nuevo camino en el que unimos lo mejor de nuestras Federaciones, para encarar con más capacidad estratégica la defensa de los valores públicos y derechos de las personas. Sumamos lo mejor de la organización, la capacidad de ser más para representar al conjunto de los Servicios Públicos como garantes de derechos de la ciudadanía.

Unos derechos que no estarían completos si no reconociéramos la diversidad de la ciudadanía y garantizáramos la igualdad y no discriminación por razón de sexo, origen racial o étnico, diversas capacidades, orientación e identidad sexual, edad, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Por esta razón, la Secretaría de Mujer y Políticas Sociales de FeSP se convierte en un eje transversal desde el cual focalizaremos los valores de igualdad y gestión de los derechos desde la atención a la diversidad, con el objetivo de recuperar los principios del Estado de bienestar para toda la población, no en un sentido asistencial, sino desde una perspectiva inclusiva basada en el sentido de la justicia, redistribución de la riqueza y solidaridad. Porque el Estado somos todas y todos.

Con el fin de contribuir al análisis crítico de la realidad, dar la visión de la FeSP en relación con la igualdad y las políticas sociales, visibilizar la contribución de nuestras compañeras y compañeros que trabajan en los Servicios públicos, así como para dar voz a las afiliadas y los afiliados, estrenamos esta revista, cuyo nombre desvela nuestro sentido de rebeldía ante las situaciones de injusticia y nuestro compromiso con la igualdad.

..................................................................

 

Luz Martínez Ten
Secretaria de Mujer y Políticas Sociales de FeSP UGT

Con el nombre de la karishina se define a las mujeres rebeldes en la cultura indígena de Ecuador. Una rebeldía que lleva a transitar caminos alternativos en la búsqueda de la igualdad, la justicia y la libertad. Y es precisamente con esta intención, con la que hemos concebido la hoja de ruta de la Secretaría de Mujer y Políticas Sociales de la Federación de Empleadas y Empleados Públicos de UGT.

Tenemos la energía que nos dan nuestras convicciones y más de ciento veinticinco años de historia marcada por el recuerdo de las compañeras y compañeros que nos precedieron. Pero, sobre todo, tenemos la confianza de miles de trabajadoras y trabajadores que defienden desde sus lugares de trabajo y la participación ciudadana, un modelo de sociedad democrática articulada sobre la justicia social, la igualdad y los derechos de las personas.

Por esta razón, nuestro objetivo es la participación en red, en la defesa de unos Servicios Públicos sustentados en los valores de universalidad, equidad y solidaridad de UGT. Poniendo el acento en la diversidad de la ciudadanía pero siempre desde una perspectiva de inclusión en la que las diferencias tienen como resultado las mismas oportunidades.

Esta filosofía es la que nos ha llevado a diseñar el contenido que vais a encontrar en estas páginas. Cada dos meses os haremos llegar un resumen del trabajo de la Federación en el ámbito de Mujer y Políticas Sociales. Poniendo el acento en lo que está sucediendo. Realizando investigaciones. Visitando los centros de trabajo para negociar las políticas de igualdad.

Proporcionando herramientas para la acción social y sindical. Realizando campañas dirigidas a la ciudadanía. Reconstruyendo un pasado con memoria en reconocimiento de quienes defendieron la libertad y fueron silenciados. Compartiendo experiencias que se están realizando tanto a nivel nacional como internacional para demostrar que una sociedad sin valores no puede avanzar. Subrayando las reivindicaciones de personas y colectivos en situación de desigualdad o exclusión. Reivindicando la dignidad y los derechos a la diversidad de todas las personas. Haciendo visible el trabajado de las compañeras y compañeros de UGT que, desde sus puestos de trabajo y su compromiso social y político, defienden cada día la universalización de derechos y el Estado de bienestar. Pero, sobre todo, contando con la participación de todas las personas que queráis trasladarnos vuestras preocupaciones, experiencias y propuestas.

Detrás de estas líneas se encuentran las personas a las que representamos, las delegadas y delegados comprometidos con los ideales que defendemos y toda una estructura de personas que trabaja sin descanso por construir una sociedad mejor.

En estos tiempos tan complejos y contradictorios, es cuando es más necesario volver a encontrar el camino de las ideas y de la acción, que nos permitan defender los derechos de todas y todos. Dar voz a quienes no la tienen. Construir más igualdad, más derechos, más justicia social. Es tiempo de más sindicato.