La Plataforma Estatal por la Escuela Pública denuncia la falta de voluntad política del MECD para revertir los recortes en Educación

9 octubre 2017

La Plataforma estatal por la Escuela Pública exige al Ministerio de Educación, de una vez por todas, la reversión de los recortes que están afectando gravemente al sistema educativo de nuestro país. En los últimos años la enseñanza pública ha sufrido un deterioro importante que este Gobierno no parece querer atajar.

El Ministro Méndez de Vigo elude su responsabilidad, amparándose en un futuro Pacto educativo mientras no da respuestas a los verdaderos problemas del día a día en los centros: implantación de la LOMCE, aumento de las ratios, aumento del horario lectivo del profesorado, falta de cobertura de las sustituciones, pérdida de plantilla en los centros docentes, reducción de becas y ayudas para el alumnado, disminución de recursos en el funcionamiento de los centros, ausencia de atención a la diversidad, nula inversión en infraestructuras y materiales escolares, son solo la punta del iceberg de los derechos perdidos en la enseñanza.

El titular del departamento ha eludido su responsabilidad de liderar el debate educativo delegando esta tarea en la Subcomisión del Congreso que ha ampliado los plazos de su resolución paralizando así el debate y la mejora normativa que debería estar ya encima de la mesa, mostrando así, su falta de voluntad política. Esta apatía y desinterés demuestran que la educación no es prioridad para el Gobierno del PP.

El diálogo con la Comunidad educativa debería ser, a juicio de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, punto de partida para dar un vuelco a esta situación. El MECD debería concienciarse de que invertir en educación es invertir en futuro y actuar en consecuencia, aumentando las partidas destinadas a este sector y negociando una nueva Ley educativa que responda a las verdaderas necesidades del sistema educativo.

Por todo ello, la Plataforma Estatal por la Escuela Pública considera fundamental la derogación de la LOMCE y la recuperación de los derechos perdidos y hace un llamamiento al conjunto de la comunidad educativa para que respalde esta iniciativa, sin descartar poner en marcha otro tipo de movilizaciones unitarias, a fin de impulsar las mejoras que demanda nuestra educación.