El profesorado español de Primaria y Secundaria está por encima de la media de la Unión Europea y de la OCDE en horas de enseñanza al año

4 octubre 2016

El número anual de horas de enseñanza del profesorado español en instituciones públicas está por encima de la media de la Unión Europea y de la OCDE, tanto en Primaria como en Secundaria. En Primaria, la diferencia es de 104 horas más respecto a la media de la OCDE y de 126 respecto a la media de la UE22: 880 frente a 776 y 754, respectivamente. En Secundaria, aunque la diferencia no es tan marcada, los docentes españoles también imparten más horas de enseñanza: 713 frente a las 694 de media en los países de la OCDE y las 652 de la UE22. En Secundaria superior, las cifras también son más elevadas. Mientras en España se alcanzan las 693 horas anuales, las medias de la OCDE y de la UE22 se sitúan en 644 y 622.

De acuerdo con los datos del informe ‘Panorama de la educación 2016. Indicadores de la OCDE’, los países que tienen el número más alto de horas de enseñanza en Primaria son Chile (1.146 horas), Países Bajos (930), Francia (924) e Irlanda (915). Por el contrario, Finlandia (673), Dinamarca (663) y Grecia (569) son los países en los que el profesorado tiene menos horas de enseñanza.

En Secundaria inferior, Chile y México son los países con mayor número de horas, en tanto que, entre los países de nuestro entorno, son Escocia, Inglaterra, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos y Alemania los que imparten mayor número de horas que España, aunque con diferencias poco significativas. Frente a ello, el profesorado de Grecia, Finlandia, Portugal, Italia, Francia y Noruega tiene menos horas de enseñanza que el español, aunque hay diferencias muy marcadas. En Grecia y en Finlandia, por ejemplo, los docentes imparten 100 horas anuales menos que en España.

La proporción que representan las horas de enseñanza directa en el horario total de trabajo del profesorado español está también por encima de estas medias. Esto supone una disponibilidad horaria menor para otras actividades que influyen directamente en la calidad de la enseñanza.

En España, el tiempo total que un profesor dedica a la enseñanza directa es considerablemente más alta: un 62% en Primaria, un 50% en Secundaria inferior y un 49% en Secundaria superior. En los países de la OCDE y de la UE22, la media se sitúa en Primaria en el 49%, en Secundaria inferior en el 43-41% y en la Secundaria superior en el 40%.

Los recortes producidos en los últimos años, traducidos en un incremento de las ratios de un 20% tras el R. D. de 2012 (de 25 a 30 alumnos en primaria y de 30 a 36 en secundaria); el aumento de horas lectivas, que conlleva la pérdida de profesorado en los centros, y el desconcertante desarrollo de la LOMCE, han dado lugar a una mayor complejidad en el desarrollo de la tarea docente.

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT vuelve a exigir una revisión de la distribución horaria semanal y del número de alumnos y grupos asignados a cada profesor, así como la recuperación de las decenas de miles de puestos docentes que se han perdido en los últimos años y la ampliación y estabilidad de las plantillas de los centros educativos para  adecuarlas a las necesidades actuales.

Por tanto, seguimos reclamando la reducción de las horas lectivas del docente y el acercamiento y equilibrio del número de horas de atención directa al alumnado con el número de horas para la realización de otras actividades, de modo que nuestro profesorado pueda contar con más tiempo que dedicar a tareas como la preparación, evaluación o coordinación, lo que redundará en beneficio de la calidad de la enseñanza y evitará el desgaste que supone un número excesivo de horas de docencia directa.