Boletín digital nº 41 >
24 de septiembre de 2014
 
 [VER TITULARES]
Resolución del V Comité Federal de FETE-UGT. FETE-UGT apuesta por el diálogo y la concertación social
 

 

En Madrid, los días 12 y 13 de diciembre de 2011 se ha celebrado la reunión ordinaria del 5º Comité Federal de la FETE, que ha aprobado la siguiente Resolución:

La celebración de las recientes elecciones generales ha abierto un nuevo panorama político, con un PP respaldado por un amplio apoyo social y con un PSOE agotado, con un importante descenso de sus electores.

Esta vez las encuestas previas no se han equivocado, el PP consigue mantener sus votos, incrementándolos con respecto a las elecciones anteriores, amparándose, de este modo, en un sólido colchón electoral mientras que el PSOE ha perdido más de 4 millones de votos.

Las políticas económicas neoliberales adoptadas por el Gobierno quebraron su apoyo social que se repartió, en gran medida, entre la abstención y el resto de partidos políticos.

Estas elecciones han consolidado al PP con mayoría absoluta dando lugar  a un Parlamento hegemónico de corte pluripartidista, alejado del “bipartidismo” que hasta ahora venía predominando las relaciones existentes entre los grupos con representación en el Congreso.

Socialmente, estos resultados provocan expectativas contradictorias: de una parte, las instituciones financieras internacionales, la UE, el FMI, el BM, las agencias de calificación…que presionarán para que el nuevo Gobierno endurezca aun más las políticas de ajuste; y de la otra, los ciudadanos y ciudadanas que lo que quieren es que se genere empleo y se garantice la cohesión y el bienestar social. En este sentido, el Gobierno del PP deberá definir lo antes posible, cual será su prioridad, para que el resto de las administraciones tengan una referencia marco a la hora de acometer y definir sus presupuestos.

Las últimas actuaciones de los gobiernos de Cataluña y de Castilla-La Mancha  dejan patente que su idea de acabar con el déficit se basa en un recorte del gasto y de los derechos de los empleados públicos y en una externalización de los servicios, también públicos.

En España, desde el punto de vista económico, la experiencia reciente, ha puesto de manifiesto que anteponer el objetivo de contención del déficit a cualquier otro, retrae la recuperación económica, destruye empleo, incrementa la desigualdad social, socava los cimientos del Estado del Bienestar y, definitivamente, no logra una reducción efectiva del déficit público. Además, sigue siendo caldo de cultivo para los especuladores, que siguen aumentando sus ganancias y no cesan con sus prácticas, ni tras la jornada electoral. Resulta imprescindible revisar la política monetaria desarrollada por el Banco Central Europeo. En este sentido,  el BCE dispone de instrumentos suficientes para el impulso de la actividad económica, comenzando por la reducción de los tipos de interés, medida necesaria para reactivar la economía. De conformidad con lo defendido por el CESE, el  BCE debe abandonar su tibieza en la defensa de las economías nacionales y mostrar firmeza frente a las especulaciones de los mercados, mediante la compra directa de la deuda pública y la emisión de eurobonos.

Con respecto a la educación, en estos momentos de dificultad económica, desde FETE-UGT consideramos que el diálogo y la concertación social son valores que el nuevo Gobierno y los sindicatos debemos mantener para poder avanzar sin quiebra social.

En este sentido, creemos que el desarrollo de una nueva ley educativa no sería lo más indicado para impulsar la educación puesto que volvería a confrontar al conjunto de la comunidad educativa. Reclamamos a todos cuantos forman parte de la misma (partidos, sindicatos, organizaciones y agentes sociales) un esfuerzo que nos permita alcanzar un acuerdo de mínimos para acabar con el fracaso escolar, relacionar a la FP con el mundo laboral, apostar por las TICs y los idiomas y estabilizar económicamente a las universidades. Seguimos apostando por un Pacto Social y político por la Educación, que la sitúe al margen de las disputas políticas y dote de estabilidad y mejor calidad al sistema.

Precisamente, en momentos de crisis económica es cuando se habla de la necesidad de cambios en el modelo productivo o de la de cualificar a los ciudadanos y ciudadanas; resumiendo, cuando se valora a la educación  como una apuesta prioritaria que nos permita salir fortalecidos de la crisis. Por tanto exigimos que se siga desarrollando la LOE para lo que se hace preciso que sigamos reclamando al Estado y a las comunidades autónomas no sólo que no se produzcan recortes sino un aumento de  la inversión educativa, porque, aunque si bien, con la reforma constitucional se garantiza un techo de gasto para frenar el déficit público, también, y este es nuestro planteamiento, es necesario fijar un suelo mínimo de gasto para garantizar una educación de calidad.

FETE-UGT no puede admitir los recortes que sufre y previsiblemente seguirá sufriendo la escuela pública -que garantiza la equidad y la igualdad de oportunidades-  por tanto, si esta situación sigue mermando la calidad de la misma, nuestra organización no descarta plantear movilizaciones entre los trabajadores del colectivo.

Consideramos que la educación es un derecho y un servicio público; el derecho de elección de centro debe complementarse con la programación de la escolarización, realizada a través de las comisiones de escolarización. Defendemos el modelo de conciertos frente al de subvenciones como garantía para mantener el pago delegado y como mejor forma de controlar el dinero público.

Para avanzar en la escolarización de alumnos pertenecientes a clases socialmente desfavorecidas contarán con becas de comedor y transporte, siempre que los alumnos y las familias lo necesiten.

Reivindicamos un modelo de centro democrático y participativo: con este fin seguimos planteando una dirección de los centros elegida democráticamente por la comunidad educativa. Los centros tendrán autonomía organizativa, pedagógica y de gestión económica que permita el desarrollo de proyectos educativos; sin embargo, consideramos que dicha autonomía debe tener un límite imprescindible y necesario: la autonomía curricular, puesto que podría dar lugar a “centros de especialización curricular”.

Defendemos una educación en valores, tanto de forma transversal como a través de una asignatura específica con carácter obligatorio y evaluable para todo el alumnado, conforme al marco normativo vigente.

Adquirimos el compromiso de trasladar a los ámbitos sindicales internacionales la necesidad que existe de coordinar la acción sindical para contestar a las políticas de recortes que en el ámbito educativo están desarrollando los Gobiernos pertenecientes a la UE.

En FETE somos conscientes de que el ciclo 0-3 se ha desarrollado, en los últimos años  con un gran esfuerzo económico y, a pesar de ello sólo se ha escolarizado a un 30% de los demandantes, por lo que para nuestra organización resulta imprescindible seguir con su política de extensión, contando también con los centros privados existentes siempre que cumplan los requisitos exigibles. Al mismo tiempo, defendemos condiciones  laborales dignas para los trabajadores que atienden este ciclo.

Entre las acciones inmediatas, en Universidad resulta imprescindible garantizar la estabilidad económica que necesitan para su gestión (personal, infraestructuras, docencia, investigación…) puesto que los continuos recortes que están sufriendo, imposibilitan el normal desarrollo de lo que conlleva la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Así mismo exigimos acabar con la incertidumbre que representa la continua referencia de una nueva gobernanza que externalice los servicios y los rumores acerca de la fusión de las universidades.

Esta legislatura comienza arrastrando temas sindicales que quedaron pendientes en la anterior, cuestiones todas ellas que deben negociarse y desarrollarse, por el bien tanto de los trabajadores de la enseñanza y como por el del sistema educativo: los Estatutos y el RD de Ingreso a la Función Pública.

El Comité Federal valora los resultados que la Federación está obteniendo en las elecciones sindicales ya que la suma de todos los sectores nos hace ser, a fecha de hoy,  la primera fuerza sindical, y mucho más, en un momento complicado para el sindicalismo confederal, por el ataque y desprestigio social al que estamos siendo sometidos por parte de ciertos medios de comunicación que, al tiempo, potencian un modelo sindical más corporativo y con menos connotaciones sociales.



13 de diciembre de 2011




Galería fotográfica del V Comité Federal




[VER TITULARES]

Suscripciones  | Archivo boletin de noticiaswww.feteugt.es | LPD

Nota: Si no deseas recibir más mensajes envía un correo electrónico a la dirección boletin@feteugt.es indicando en el asunto del mensaje 'delete'.