Boletín digital nº 41 >
17 de abril de 2014
 
 [VER TITULARES]
La Federación de Enseñanza de UGT celebró en Zaragoza, del 29 de noviembre al 1 de diciembre, su 6ª Escuela Sindical
 

 

Bajo el lema “La educación del siglo XXI: motor para salir de la crisis”, FETE-UGT reunió en la Escuela de Formación Arsenio Jimeno, de Zaragoza, entre el 29 de noviembre y el 1 de diciembre, a 190 dirigentes sindicales de  todos los territorios con el objetivo de analizar, debatir y plantear propuestas de actuación en el mundo educativo y sindical.

La escuela sindical de FETE-UGT está consolidada como lugar de encuentro, como foro en el que todos los cuadros, delegados y permanentes sindicales del sindicato de toda España debaten sobre los temas generales y sectoriales de la enseñanza y sobre las preocupaciones del colectivo ante la situación de crisis económica que vive nuestro país y que repercute en el mundo de la educación.

Los objetivos del encuentro son reforzar la formación sindical de los dirigentes y delegados, potenciar y fortalecer la imagen del sindicato y plantear actuaciones y estrategias para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de la enseñanza.

El acto de apertura contó con la presencia del director general de Personal de la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón, Alfonso García; la secretaria general de FETE-UGT Aragón, Gloria Pardillos; los secretarios generales de UGT Aragón, de FETE-UGT y de UGT, Julián Lóriz, Carlos López y Cándido Méndez respectivamente.

Los intervinientes valoraron la realización de este tipo de encuentros y recalcaron la necesidad de potenciar el papel de la educación para avanzar en una sociedad más igualitaria y para combatir la crisis económica con una formación que permita garantizar un empleo más cualificado.

El representante de la Administración educativa recordó que el nivel educativo de nuestros ciudadanos influye en nuestro sistema productivo y que por tanto, la educación, la investigación y la formación son elementos esenciales para avanzar y salir de la crisis. También reclamó solidaridad, responsabilidad, concertación y participación.

Julián Lóriz valoró la importancia que tiene el centro de Formación Arsenio
Jimeno, lugar en el que se desarrolló el encuentro, en cuanto a que contribuye a la formación de los trabajadores. Asimismo, reconoció la importancia de este foro para la reflexión y el análisis ante los retos que tiene el sindicato para encarar el futuro. Consideró necesario un acuerdo básico de financiación para una educación pública para todos.

Por su parte, el secretario general de FETE-UGT, Carlos López Cortiñas, argumentó que la 6ª escuela sindical se celebraba en un momento clave, porque estamos en el centro de una fuerte crisis económica, porque no conocemos las intenciones del nuevo gobierno del PP en materia económica y educativa y porque no vende “ser sindicalistas”. Se preguntó sobre las directrices educativas que puede tomar el nuevo ejecutivo y argumentó que este país no necesita una nueva ley de educación, que supondría volver a confrontar a la comunidad educativa.
Ante la propuesta del PP de un Bachillerato de tres años, el sindicato no admite que esta reforma se realice a costa de rebajar la escolaridad obligatoria. El anuncio de una ley de autoridad del profesorado no es la solución, aseguró, si no viene acompañada de otras medidas para mejorar la convivencia en las aulas.

Por otra parte, López Cortiñas consideró que la gobernanza de las universidades no puede hacerse con externalizaciones. Además, reivindicó un sindicalismo al servicio de los ciudadanos, apostando por el diálogo social como herramienta para salir de la crisis.

Cándido Méndez mostró su preocupación por la situación que está viviendo
nuestro país y tendió la mano al nuevo gobierno para buscar fórmulas
encaminadas a resolver la crisis y disminuir el desempleo. La solución no
pasa por hacer recortes en lo público, ya que la experiencia ha demostrado
que este no es el camino.

Tras considerar que para luchar contra el déficit y mantener la sociedad del
bienestar hay que mejorar los ingresos, Méndez señaló que España e Islandia son los  países de la OCDE en los que más han caído los ingresos fiscales.

Conciliar el crecimiento y luchar contra el déficit público, dijo, es difícil, pero planteó que hay que reconsiderarlo y hacer un esfuerzo. No pueden llevarnos a un estancamiento durante décadas. Apostó por el  fortalecimiento del sistema educativo, porque si no se invierte en educación, investigación y formación se estará hipotecando el futuro de nuestro país. Finalmente, defendió la necesidad de un acuerdo que garantice el empleo y las prestaciones sociales




[VER TITULARES]

Suscripciones  | Archivo boletin de noticiaswww.feteugt.es | LPD

Nota: Si no deseas recibir más mensajes envía un correo electrónico a la dirección boletin@feteugt.es indicando en el asunto del mensaje 'delete'.