Boletín digital nº 3 >
2 de septiembre de 2014
 
 [VER TITULARES]
UGT defiende las cláusulas de revisión salarial para que los trabajadores no “paguen” los vaivenes del IPC
 

 

UGT subraya la necesidad de incorporar cláusulas de revisión salarial en todos los convenios, para que los trabajadores no sufran una pérdida de poder adquisitivo ante los vaivenes de los precios, y establecer salarios mínimos garantizados. Para la organización, el dato del IPC de octubre no es bueno, y, pese a su carácter estacional, el sindicato considera que se ha visto amplificado por factores externos, como la subida de los productos energéticos y de los cereales, lo que repercute directamente en el bolsillo de los ciudadanos. Por ello, hace un llamamiento a las autoridades para que vigilen los comportamientos oportunistas por parte de algunos sectores empresariales y que se adopten medidas para facilitar mayor transparencia en el mecanismo de formación de precios.

Según UGT, el dato del IPC correspondiente al mes de octubre señala una aceleración de la inflación que sitúa la tasa de variación interanual del IPC en un 3,6%, nueve décimas más que en septiembre y 1,1 puntos más que en octubre de 2006. A pesar de que el dato conocido no se considera bueno y ensombrece el buen comportamiento de los precios en lo que va de año, “lo cierto es que el carácter típicamente estacional de la inflación de nuestro país en los meses de octubre se ha visto acelerado este año por la incidencia de perturbaciones externas a nuestra economía que también han afectado negativamente a las economías de nuestro entorno”.

En su comunicado, UGT señala: “Así, como viene siendo característico de los meses de octubre, las mayores subidas mensuales se han producido en los grupos de vestido y calzado, por efecto de la subida de precios por el inicio de la temporada de invierno y en la enseñanza como consecuencia de la subida de precios de la enseñanza universitaria por inicio del curso académico. De la misma manera, el grupo de ocio y cultura ha sido el que ha mostrado el mayor descenso en la evolución de sus precios como consecuencia de la bajada de los precios de los viajes organizados. Hay que señalar que en estos grupos, típicamente inflacionistas en los meses de octubre, tanto los aumentos como los descensos de precios se han producido con menor intensidad que hace un año.

“El efecto estacional de los grupos anteriores se vio amplificado el pasado mes por la incidencia del shock energético derivado de la subida de los precios del petróleo y otros productos energéticos dando lugar a un aumento de los precios en los grupos de transporte y vivienda, en éste último como consecuencia de la subida del precio del gas. En octubre de 2006 la desaceleración de los precios del petróleo implicó el efecto contrario. Además la persistencia inflacionista del grupo de alimentos y bebidas alcohólicas que viene produciéndose desde el mes de agosto por el incremento de los precios de los productos derivados del trigo, también ha actuado negativamente sobre los precios. Este hecho sigue siendo especialmente importante en la medida en que se trata de productos elementales de la cesta básica de consumo de las familias, cuyas subidas implican un aumento del coste de la vida que perjudica directamente a los ciudadanos·

“Por lo tanto, más allá del carácter externo del choque de precios sobre los productos derivados del trigo, es necesario insistir en la necesidad de que las autoridades estén expectantes para evitar que estas presiones externas sobre la demanda de cereales, sirvan como pretexto para encubrir comportamientos oportunistas por parte de las empresas que operan en las ramas industriales directamente afectadas.

“La previsión de inflación de la Zona Euro para el mes de octubre, que sitúa la tasa general en un 2,6% (5 décimas más que en septiembre) confirma el carácter de shocks externos comunes a toda la euro zona tanto de la subida de los precios del petróleo, como de la mencionada presión inflacionista de los precios de los alimentos. En cualquier caso continuaríamos manteniendo un diferencial positivo de precios de casi

un punto con respecto a los países con los que compartimos moneda. Para UGT los datos conocidos hoy reiteran la necesidad de que, más que nunca, se produzca el máximo cumplimiento de las cláusulas de revisión salarial y de los salarios mínimos garantizados para amortiguar el efecto negativo de los factores directamente relacionados con el aumento del coste de la vida para los trabajadores, que no pueden ser los que soporten el coste de una mayor inflación. Máxime cuando, como en este caso, ha sido sobrevenida por factores externos a nuestra economía.

“En este sentido las declaraciones vertidas en los últimos días desde organismos como el Banco de España, la OCDE o el FMI relativas al “papel perverso” de las cláusulas de indicación salarial de los convenios colectivos como factores determinantes de la inflación en nuestro país, vuelven evidenciar la falta de imaginación de estos organismos y, lo que es más preocupante, su alejamiento creciente de nuestra realidad económica.

“Asimismo, para garantizar la estabilidad macroeconómica a nivel nacional UGT insiste en la necesidad de llevar a cabo actuaciones políticas decidas y de responsabilidad, dotando de mayor transparencia al mecanismo de formación de precios”.




[VER TITULARES]

Suscripciones  | Archivo boletin de noticiaswww.feteugt.es | LPD

Nota: Si no deseas recibir más mensajes envía un correo electrónico a la dirección boletin@feteugt.es indicando en el asunto del mensaje 'delete'.